Fish

domingo, 12 de junio de 2011

DEFINICIÓN Y CLASIFICACIÓN DE LA PSICOTERAPIA

Para definir un concepto la forma lógica es remitirse a la fuente más fidedigna. Comencemos por ver las definiciones de Terapia, Terapéutica y Psicoterapia que nos enseña el máximo exponente de nuestro idioma: El Diccionario de la Real Academia Española.

Terapia: f. Med. Terapéutica.
Terapéutica: f. Parte de la medicina, que enseña los preceptos y remedios para el tratamiento de las enfermedades.
Psico: Elem. Compos. Que significa «alma» o «actividad mental» Ej.: PSICOanálisis, PSICOtecnia.
Psicoterapia: De psico - y terapia. f. Psicol. Tratamiento de las enfermedades, especialmente de las nerviosas, por medio de la sugestión o persuasión o por otros procedimientos psíquicos.

Es evidente que desde el punto de vista epistemológico este es un muy buen concepto, pero desde el punto de vista psicológico, hay algo que no nos gusta, Es reduccionista.

Según Robert Stewart en El Tratado de Psiquiatría de Kaplan y Sadock: “Psicoterapia son todos aquellos procedimientos que utilizan métodos Psicológicos para influir en una dirección terapéutica”.
Mejor que el concepto anterior, pero sigue siendo reduccionista.

También podemos recurrir a la Semiótica, como ciencia que estudia todos los procesos culturales como procesos de comunicación, para definir un concepto práctico de lo que es la Psicoterapia.
La Psicoterapia como todo proceso comunicacional, contiene elementos de codificación y decodificación del mensaje, que se matizan con lo que toma el terapeuta del ambiente y vierte en el mensaje, y lo que del ambiente vierte el paciente en la interpretación del mismo, es decir, que el estado de los comunicantes puede modificar el estado del mensaje, revelando la función del contexto en las reacciones de elaboración e interpretación del mismo. Esto pone de manifiesto el problema de las disposiciones psicofísicas del emisor y del receptor (fatiga, tristeza, etc.) sobre el contenido del mensaje y la interpretación del mismo. Lo que podemos llamar circunstancias comunicativas o ideología de los protagonistas.
La psicoterapia se interpreta así, como una experiencia PSICO-SEMIOTICA, donde intervienen procesos de comunicación estéticos, emotivos, y de contacto.
Desde esta óptica, para aproximarnos a un concepto o definición imparcial, amplio, operativo e independiente de lo que es Psicoterapia, y hacerlo desde una aproximación Psico-semiótica que permita sistematizar los elementos, y los eventos que la componen, debemos tomar en cuenta el ¿Qué?, el ¿Cómo?, el ¿Quién o Quiénes?, el ¿Dónde? , y el ¿Para qué?, como también las circunstancias comunicativas históricas que rodean el evento, y las distorsiones psicofísicas de los protagonistas.
Intentando buscar esta definición, surge un concepto como el siguiente:
Psicoterapia: Es un proceso comunicativo transformacional bi -direccional y sistematizado, entre dos o más personas, que usa el mensaje y sus códigos, como medio para generar cambios en situaciones adaptativas, en el individuo al cual se dirige, en dónde el mensaje se encuentra influenciado por las circunstancias ambientales y psicofísicas de los protagonistas.

Por otra parte, y cambiando de punto de vista, la Asociación Psiquiátrica Americana define a la psicoterapia en términos genéricos como cualquier tipo de tratamiento basado principalmente en la comunicación verbal y no verbal con el paciente, que difiere específicamente de los tratamientos electrofísicos, farmacológicos o quirúrgicos.

Para la Federación Española de Asociaciones de Psicoterapeutas la psicoterapia es un tratamiento de naturaleza psicológica que, a partir de manifestaciones psíquicas o físicas de sufrimiento humano, promueve el logro de cambios en el comportamiento, la adaptación al entorno, la salud física o psíquica, la integridad de la identidad psicológica y el bienestar biopsicosocial de las personas y grupos tales como la pareja o la familia.
Es interesante remarcar que esta concepción no presupone una orientación o enfoque teórico definido.

Una definición social y médica (vista en cátedra) es la referida por Jerome Frank, que manifiesta: la psicoterapia es la interacción cargada de emociones y confianzas entre un sanador socialmente reconocido y una persona que sufre, y durante esta interacción este sanador socialmente reconocido intenta aliviar el malestar del individuo mediante la comunicación de símbolos, principalmente la palabra y en ciertas ocasiones a través de expresiones corporales.

Otra definición de psicoterapia es la que sigue: tratamiento de naturaleza psicológica, que se desarrolla entre un profesional especialista y una persona que precisa ayuda a causa de sus perturbaciones emocionales. Se lleva de acuerdo a una metodología sistematizada y basada en determinados fundamentos teóricos, con la finalidad de eliminar o disminuir el sufrimiento y los trastornos del comportamiento derivados de tales alteraciones, a través de una relación interpersonal entre el terapeuta y el paciente.

En esta definición queda claro que la psicoterapia se diferencia de la ayuda informal que una persona puede prestar a otra, en al menos dos aspectos:
1. el primero, que la controla un psicoterapeuta, formado y autorizado para ello, lo que supone le otorga la autoridad cultural propia de los médicos;
2. el segundo es que se apoya en teorías científicas que han estudiado el origen de los trastornos mentales y la forma de aliviar sus consecuencias.

El consejero, el sacerdote, el amigo, intentan ayudar al sujeto a resolver su problema indicándole posibles formas de abordarlo, aconsejándole la mejor forma de comportamiento, incluso en los mejores casos pueden tener idea de la existencia de conflicto psíquico, pero no se ocupan de abordarlo. Por el contrario, los psicoterapeutas centraremos nuestra atención sobre dicho conflicto, y todo el manejo de la relación con el paciente lo dirigiremos a la solución de este conflicto. Según los objetivos y las técnicas utilizadas seleccionaremos una modalidad u otra de psicoterapia.

Por último, podríamos resumir todo lo anterior diciendo que la psicoterapia es aquel tratamiento que:
a. Se efectúa sobre un sujeto que se supone afectado por un conflicto psíquico
b. Llevado a cabo por un experto en el mismo
c. Con intención de anular, hacer desaparecer o contrarrestar los efectos nocivos de dicho conflicto
d. De acuerdo con una técnica previamente determinada según el conflicto, el método y los objetivos a alcanzar
e. Realizado con conocimiento explícito por ambas partes
f. Siguiendo pautas de sistematización, frecuencia, duración y encuadre, previamente determinadas
g. Utilizando como único agente terapéutico la relación entre el terapeuta y el paciente.

Es aquel procedimiento que pretende resolver el conflicto psíquico a través de la relación interpersonal entre el individuo que lo sufre y un experto en ese tipo de ayuda

Ahora que se ha llegado a un concepto final pasaremos a enumerar las distintas clasificaciones de psicoterapia.

CLASIFICACIÓN DE LA PSICOTERAPIA

1a. CLASIFICACIÓN: POR ORIENTACIÓN

Worchel y Shebilske en su obra “Psicología Fundamentos y Aplicaciones” clasifican los distintos enfoques de la psicoterapia de la siguiente manera:

1. TERAPIAS PROFUNDAS
Ayudan al individuo a ser consciente de los motivos que determinan su conducta.

A) TERAPIA PSICOANALÍTICA

Explica el trastorno basándose en la motivación. Es la naturaleza inconsciente del conflicto la que impide que la persona pueda revertir voluntariamente la situación. Su objetivo es descubrir el origen del conflicto intra psíquico a través de los relatos del paciente. Dado que este origen se remonta a los primeros momentos de vida del paciente los tratamientos suelen ser prolongados. Promueve un cambio en la personalidad a través de la comprensión de los conflictos del pasado. Se le enseña al paciente a hacer consciente los pensamientos y a reconocer las resistencias naturales a la voluntad de la mente.

Este tipo de psicoterapia utiliza técnicas como la libre asociación, la transferencia y la interpretación de sueños:

Libre asociación: método de Freud para hacer que los clientes expresen cualquier pensamiento (no importa lo poco importante o irrelevante que sea) que aparezca en su mente durante la terapia.

Interpretación de sueños: parte de la técnica de psicoanálisis de Freud; implica ayudar al cliente a entender el contenido latente de sus sueños, que son expresiones de sentimientos reprimidos.

Transferencia: parte de la técnica del psicoanálisis, se produce cuando el cliente transfiere al terapeuta sentimientos que estaban en principio dirigidos a sus padres. De esta forma se puede trabajar con ellos en un nivel más racional y consciente.

B) TERAPIA GUESTÁLTICA

Una de las finalidades de este enfoque es promocionar el "darse cuenta" de las emociones y sentir el momento. También supone que una persona insatisfecha continúa elaborando asuntos inconclusos del pasado en su actividad presente. Los tres principios de la terapia son:
1. Valoración de la actualidad: Se pretende que el sujeto no se refugie en el pasado.
2. Valoración de la conciencia y aceptación de la experiencia: Más allá de los discursos intelectuales y las interpretaciones.
3. Valoración de la responsabilidad o integridad: Cada uno es responsable de su conducta (que puede implicar: deprimirse, enloquecer o suicidarse).

C) TERAPIA HUMANISTA
Movimiento formado por Carl Rogers, Abraham Maslow y Rollo May, que rechaza el punto de vista freudiano sobre las personas; argumenta que las personas son básicamente buenas y dignas de respeto; subrayan el aspecto creativo de las personas para alcanzar su verdadero potencial.

2. TERAPIAS ACTIVAS
Se focalizan en los síntomas actuales del paciente e intentan cambiar las conductas problemáticas específicas o creencias.
A) TERAPIA CONDUCTISTA
Este enfoque enfatiza el papel del proceso de aprendizaje en la generación de trastornos. Es decir, ciertas conductas que se aprenden se transforman en hábitos perjudiciales para la persona. Hace hincapié en las condiciones presentes como causantes del trastorno. La eliminación de los síntomas significa la desaparición de la enfermedad. Los tratamientos son breves e implica la sustitución de las conductas desadaptativas por nuevos patrones de conducta que no produzcan ansiedad. El terapeuta asigna tareas específicas, entrena al paciente en ciertas habilidades. Requiere menos tiempo que otro tipo de terapias y, por lo tanto es más económica.
Algunas aplicaciones clínicas frecuentes son:
- Fobias.
- Dependencia del Alcohol.
- Anorexia Nerviosa.
- Bulimia Nerviosa.
- Esquizofrenia.
- Disfunciones Sexuales.
- Enuresis.
- Dificultad para orinar en lugares públicos.
- Obsesiones.
- Compulsiones.

En sus técnicas encontramos tres tipos distintos:

1. Terapias de Condicionamiento Clásico

Condicionamiento aversivo: tipo de terapia d conducta usada a menudo para romper hábitos como fumar y beber; en este tipo de terapia las personas consiguen consecuencias displacenteras por la conducta indeseada. De esta forma se toma una droga (anti-abuso) que les pone enfermos si beben, o se les hace fumar tanto y tan rápidamente que se pongan enfermos.

Desensibilización sistemática: tipo de terapia de conducta basada en la presunción de que es imposible estar relajado y ansioso al mismo tiempo. A los clientes se les enseña relajación muscular profunda; y después emparejan esta con los sucesos u objetos que producen miedo o estrés, la idea es que la respuesta de relajación puede superar a la reacción de miedo. Se utiliza a menudo para tratar fobias.



2. Terapias de Condicionamiento Operante

Modificación de conducta: un tipo de terapia que está basada en el condicionamiento operante incluyendo premios por conductas deseables y castigos por conductas no deseables.

Economía de fichas: técnica de condicionamiento operante en la que se da a los sujetos fichas por un buen cumplimiento o conducta, estas fichas las pueden cambiar por regalos u otros refuerzos primarios.

3. Terapias de Modelado

Modelado: utilizado como técnica terapéutica para enseñar conductas nuevas o fortalecer unas que ya existen. También se utiliza para reducir un número de fobias y para ello se muestra a un modelo que interactúa con el objeto al que se le tiene miedo.

B) TERAPIA COGNITIVA
Es un tratamiento de corto-mediano plazo que utiliza la colaboración activa del paciente. Los pensamientos del paciente se consideran hipótesis a verificar. En colaboración con el terapeuta se elaboran alternativas y se las pone a prueba en situaciones reales.


Aplicaciones clínicas en las que demuestra tener éxito:
Depresión.
Distimia.
Trastornos de Ansiedad.
Fobias.
Anorexia Nerviosa.
Bulimia Nerviosa.
Trastorno Obsesivo-Compulsivo.
Hipocondría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada